Uso de cookies

Para navegar en elrow.com debes aceptar el uso que hacemos de las cookies. Estas nos permiten ofrecer una mejor experiencia de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

El Monegros Desert Festival se pone filtro solar y jalea a sus ídolos con una energía total

HERALDO

El trígésimo Monegros Desert Festival comenzó ya en plena ebullición este sábado 29 de julio al mediodía. Es una frase literal: el desierto y el sol habían hecho un acuerdo de agresión a los seres humanos que pululaban en sus dominios fragatinos, contra el que no cabía otro recurso que la hidratación, la paciencia y algunas otras cosas: las sombrillas multicolores de cabeza, los paños humedecidos en la cabeza, la hidratación hiperbólica, la búsqueda de las sombras dispuestas por la organización para aliviar la caldera y, sobre todo muchas ganas de disfrutar, por encima de las circunstancias meteorológicas.

El veterano Paco Osuna fue el encargado de abrir el festejo a las 14.00 en el escenario Techno Cathedral, y cumplió las expectativas. "Siempre cumple, es un referente aquí, un amigo, con todo el oficio: sabe cómo manejar a su público", decía el oscense Víctor de la Serna, director musical del festival.